“El Aikido nunca fuerza al oponente de una manera que no es natural.

Utiliza el poder incontrolado del ataque y devuelve su violencia hacia el atacante.

Dejamos que caiga por sí mismo.

Utilizamos los métodos sutiles del ki, la mente y el cuerpo para guiarle”.

Ô Sensei

 

Translate »
', { 'anonymize_ip': true });